Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/grupovo/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2758

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/grupovo/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2762

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/grupovo/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 3706
Patologías – Grupo-Vo

Patologías

¿Qué es un agujero macular?

La mácula es la parte de la retina responsable de la visión central y detallada, corresponde a un área muy pequeña pero muy importante ya que nos permite leer, identificar caras y detalles, escribir y todo tipo de funciones detalladas.

En la mácula se puede presentar una ruptura en su área central y eso se conoce como agujero macular.

¿Qué causa un agujero macular?

 

La sustancia gelatinosa que ocupa el ojo por dentro se llama humor vítreo; con el paso de los años ésta se recoge, el curso natural es que esto ocurra sin problemas, sin embargo en algunas personas puede estar más adherido de lo normal en esta zona y al recogerse la desgarra causando un agujero macular, sin embargo los traumas y las inflamaciones prolongadas de esta zona también pueden ser causas.

Síntomas

Como generalmente se tienen ambos ojos abiertos los síntomas al inicio pueden no ser muy evidentes; sin embargo al ocluir un ojo y dejar el ojo afectado abierto, se puede identificar:

  • Visión distorsionada (borrosa o las líneas onduladas)
  • Disminución para percibir detalles finos en las cosas
  • Mancha oscura que se localiza justo en el centro del campo visual

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico, lo que significa que durante una exploración del fondo de ojo por un médico oftalmólogo se puede identificar, sin embargo se suele solicitar una prueba llamada Tomografía de Coherencia Óptica (OCT por sus siglas en inglés) que además de dar características importantes para el pronóstico, en etapas muy tempranas de la enfermedad pueden corroborar un agujero macular que es muy pequeño para ser visto en la exploración.

Tratamiento

El tratamiento es fundamentalmente quirúrgico y la vitrectomía es el procedimiento de elección, la recuperación de la visión depende del tamaño del agujero y del tiempo que ha pasado desde que inició hasta el momento de la cirugía.

El astigmatismo es una imperfección en la curvatura de la córnea – la porción transparente que cubre la parte anterior del ojo delante del iris o la pupila – o en la forma del cristalino. Normalmente la córnea y el cristalino son de superficies regulares y curvaturas similares en todas direcciones, que ayudan a enfocar los rayos de luz exactamente en la retina. Sin embargo, si la córnea o el cristalino no tienen una superficie regular o curvaturas equitativas, los rayos de luz no son refractados (transmitidos) adecuadamente. El astigmatismo es un error refractivo.

Cuando la córnea tiene una forma irregular, se le llama astigmatismo corneal. Cuando la forma del cristalino es distorsionada, se le llama astigmatismo lenticular. Como resultado de cualquiera de los dos tipos de astigmatismo, la visión hace que los objetos tanto de lejos como de cerca se vean borrosos o distorsionados. Casi la misma sensación de estar viendo un espejo de los que distorsionan la imagen, en los que uno se ve más alto, más bajo, más delgado o más pequeño.

La gente puede nacer con astigmatismo – de hecho, muchas personas nacen con cierto grado de astigmatismo- y puede que lo tengan junto con otros errores refractivos como miopía o hipermetropía.

Mientras que los adultos con altos grados de astigmatismo pueden percibir que su visión no es tan buena como debería ser, los niños con síntomas de astigmatismo puede que no estén conscientes de tener esta condición, y es poco probable que se quejen de visión borrosa o distorsionada. El astigmatismo no corregido en niños puede causar un serio impacto en las habilidades académicas y deportivas de un niño. También algunas formas de astigmatismo pueden ser signo de un queratocono, una protrusión cónica de la córnea, que puede distorsionar la visión.

Por eso es crucial que los niños se sometan a valoraciones periódicas oftalmológicas para detectar el astigmatismo u otros problemas de visión de manera temprana.

Sucede cuando la visión en uno o ambos ojos no se desarrolla adecuadamente durante la niñez. A veces se le llama ojo perezoso. Es un problema común en bebes y niños pequeños.

La visión de un niño se desarrolla en los primeros años de vida. Es importante diagnosticar y tratar la ambliopía tan prontamente como sea posible, de otra manera, el niño no desarrollara una visión sana y normal.

Causas

La ambliopía puede desarrollarse a partir de otros problemas oculares, a continuación se enumeran algunas condiciones que pueden causar ambliopía en un niño.

Estrabismo: es cuando los ojos apuntan en dos diferentes direcciones. Un ojo puede estar enfocado directo al frente mientras el otro se desvía hacia arriba, abajo, adentro o afuera. Para evitar la visión doble el cerebro del niño puede ignorar la imagen del ojo que no está enfocado al frente, pero esto puede prevenir que el sistema visual de ese ojo se desarrolle apropiadamente.

Errores refractivos: Tener un error refractivo significa miopía, hipermetropía o astigmatismo, estos provocan visión distorsionada o borrosa. Un niño puede tener un error mayor en un ojo que en el otro. El cerebro ‘apaga’ ese ojo con mala visión y esto hace que no se desarrolle adecuadamente. Puede ser difícil de detectar pues la visión impresiona estar correcta cuando el niño usa ambos ojos.

Opacidad de las partes trasparentes del ojo: Algunos niños nacen con catarata, donde el cristalino del ojo está manchado. Esto evita que la visión se desarrolle apropiadamente.

Diagnóstico

El niño puede no estar consciente de tener mejor visión en un ojo que el otro, y los padres pueden no darse cuenta excepto cuando existe estrabismo o algún otro problema que sea obvio.

Los oftalmólogos diagnostican ambliopía revisando si la visión difiere entre ambos ojos. Para checar la visión de un bebé o un niño pequeño el oftalmólogo cubre un ojo y verifica como sigue un objeto que se mueve.  El doctor puede además revisar cómo el niño reacciona cuando se le cubre un ojo, viendo si trata de ver por arriba o abajo del parche, o poniéndose a llorar.

El oftalmólogo hará un examen médico completo del ojo, buscando por otros problemas que puedan afectar la visión.

Mala visión en uno de los ojos no siempre significa que el niño tenga ambliopía. En algunos casos el uso de anteojos para corregir un error refractivo puede mejorar la visión.

¿Cuándo debe ser revisada la visión del niño debe ser revisada:

Todo niño debe ser revisado  por su pediatra, médico familiar u oftalmólogo antes de su cuarto cumpleaños. Si existe historia familiar de estrabismo, catarata infantil o enfermedades oculares severas, un oftalmólogo debe revisar sus ojos cuando aún es un infante. Algunos doctores revisan la visión de forma rutinaria, si identifican algún problema refieren al paciente al oftalmólogo para pruebas más profundas.

Tratamiento

La ambliopía usualmente se corrige forzando al niño a utilizar su ojo más débil. Esto se consigue colocando un parche sobre el ojo fuerte. Otra forma es haciendo la visión de ese ojo borrosa utilizando gotas, o utilizando unos anteojos con un lente que haga el mismo efecto.

Puede tomar varias semanas a varios meses que la visión mejore en el ojo débil. Una vez que el niño tiene mejor visión en ese ojo, se puede hacer necesario que utilice un parche por tiempos durante algunos años. Esto ayuda a mantener fuerte la visión.

En algunos casos el oftalmólogo recomendará cirugía para corregir alguno de los problemas que causan la ambliopía. Después de la operación el niño puede requerir utilizar el parche hasta que la visión mejore.

Es posible prevenir la pérdida visual por la ambliopía. Pero el tratamiento solo funciona si el niño se mantiene utilizando el ojo débil para ver. A los niños no les gusta tener su ojo fuerte tapado o borroso, sin embargo es necesario hacer lo necesario por su bien. Si la ambliopía no es tratada a tiempo puede producirse una pérdida visual permanente.

Cuando la córnea tiene una forma irregular, se le llama astigmatismo corneal. Cuando la forma del cristalino es distorsionada, se le llama astigmatismo lenticular. Como resultado de cualquiera de los dos tipos de astigmatismo, la visión hace que los objetos tanto de lejos como de cerca se vean borrosos o distorsionados. Casi la misma sensación de estar viendo un espejo de los que distorsionan la imagen, en los que uno se ve más alto, más bajo, más delgado o más pequeño.

La gente puede nacer con astigmatismo – de hecho, muchas personas nacen con cierto grado de astigmatismo- y puede que lo tengan junto con otros errores refractivos como miopía o hipermetropía.

Mientras que los adultos con altos grados de astigmatismo pueden percibir que su visión no es tan buena como debería ser, los niños con síntomas de astigmatismo puede que no estén conscientes de tener esta condición, y es poco probable que se quejen de visión borrosa o distorsionada. El astigmatismo no corregido en niños puede causar un serio impacto en las habilidades académicas y deportivas de un niño. También algunas formas de astigmatismo pueden ser signo de un queratocono, una protrusión cónica de la córnea, que puede distorsionar la visión.

Por eso es crucial que los niños se sometan a valoraciones periódicas oftalmológicas para detectar el astigmatismo u otros problemas de visión de manera temprana.

Blefaritis es una patología muy frecuente que afecta millones de personas en todo el mundo. Costa Rica no es la excepción. Blefaritis es la inflamación del margen de los párpados que afecta principalmente a donde nacen las pestañas. Esto ocasiona inadecuada función crónica y difusa de las glándulas de meibomio caracterizada por obstrucción del conducto terminal y/o cambios cualitativos/cuantitativos en la secreción glandular (lípido). Esto tiene como resultado alteración de la película lagrimal, síntomas de irritación ocular, inflamación de la superficie ocular y ojo seco. Es una condición muy incómoda para el paciente pues estéticamente los ojos siempre están rojos e irritados todo el tiempo y causa muchos síntomas como sensación de arena o cuerpo extraño y ojo seco.

Signos y síntomas

Lagrimeo u ojo seco

Ojo rojo

Sensación de ardor, irritación o arena o escozor

Párpado que se ven grasosos, engrosados y rojos

Caspa en las pestañas

Caída y crecimiento anormal de pestañas (hacia adentro)

Fotofobia (molestia con la luz)

Consecuencias

El resultado final es una liberación anómala de la secreción meibomiana en el borde del párpado y la capa de lípidos en la lagrima (una lágrima más grasos de lo normal). Esto ocasiona inestabilidad de la película lagrimal, evaporación acelerada de la lágrima, hiperosmolaridad lagrimal y ojo seco evaporativo, así como inflamación de la superficie ocular.

Algunas de las enfermedades o condiciones que causan blefaritis son:

Psoriasis

Dermatitis seborreica-caspa en cuero cabelludo y cejas

Rosácea-una condición de la piel que ocasiona acné y enrojecimiento de la cara (mejillas)

¿Qué pasa en el párpado?

Pestañas: se caen o crecen anormales (hacia adentro)

Párpados: cicatrización o fibrosis

Hordeolum (orzuelo) o chalazion: inflamación e infección de una  glándula demeibomio

Exceso de lagrimeo u ojo seco: Secreción oleosa anormal ocasiona caspa que se acumula en la base de las pestañas. La lágrima se compone de agua, grasa de las glándulas de meibomio y moco. Sin embargo si hay más grasa que agua (como ocurre en la blefaritis) la lágrima es de mala calidad, no lubrica el ojo y se evapora fácilmente. La caspa además cae al ojo y lo irrita. Todo lo anterior ocasiona ojo seco.

Ojo rojo crónico: contacto de la conjuntiva con el párpado grasoso que le provoca irritación

Daño en la córnea: Irritación constante con el párpado o dirección hacia adentro de las pestañas puede ocasionar úlcera corneal.

Tratamiento

Higiene palpebral estricta y regular: Se recomienda al menos por 4 minutos 1 o 2 veces al día y de por vida. Hacerlo con shampoo de bebés o shampoo especial para párpados. Con gasa o aplicador como se explica en la consulta. Es el tratamiento más importante.

Antibióticos y esteroides: Como ej. Tobradex o similar. Esta gota o ungüento ayuda a desinflamar el párpado y a disminuir las bacterias que crecen con el exceso de grasa. Algunas veces se indicará que la gota se coloque al aplicador y no que caiga en el ojo. En ocasiones severas se puede usar incluso antibiótico oral (tetraciclina).

Lágrimas artificiales: Para ayudar a contrarrestar el ojo seco. Se indicará cuál es la mejor para ud según la severidad del caso. Se puede usar ungüento lubricante en la noche.

  • Cápsulas de Omega 3: Vía oral (tomadas por boca) ayuda a mejorar la calidad de grasa que secretan las glándulas

Tratar la enfermedad de fondo: Tratar la dermatitis seborreica o rosácea.

La Blefaritis raramente desaparece completamente, pero con higiene estricta y tratamiento puede mejorar considerablemente.

La conjuntiva es una membrana delgada y transparente que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo (esclerótica). Posee vasos sanguíneos y glándulas que producen moco que ayudan a la superficie del ojo a mantenerse húmeda y protegida. Cuando la conjuntiva se inflama sus vasos sanguíneos se hacen más gruesos y prominentes por lo que el ojo se nota rojo.

Hay diversas causas de conjuntivitis:

  • la bacteriana, causada por infecciones por bacterias, suele tener secreción purulenta
  • la viral, causada por virus, suele ser muy contagiosa y con menos secreciones
  • la alérgica, causada por la respuesta del cuerpo a un alérgeno (agente productor de alergias), no es contagiosa y comúnmente se presenta con prurito (picazón) y lagrimeo.
  • La irritativa, causada por químicos o agentes irritantes como el cloro, el humo, la ceniza volcánica

A menudo los síntomas de los diferentes tipos de conjuntivitis son muy similares y puede ser difícil distinguir la causa de la misma. El tratamiento de la conjuntivitis es diferente dependiendo de su origen por lo que siempre es recomendable no auto medicarse y consultar con su doctor de los ojos.

¿Cómo evitar el contagio?

Las conjuntivitis infecciosas (bacterianas o virales) pueden ser muy contagiosas y prevenirlas suele ser el mejor tratamiento. Algunas de las formas más comunes de adquirir una conjuntivitis son:

  • Tocarse los ojos con frecuencia, principalmente si además no practicamos un aseo de manos adecuado y frecuente
  • Reutilizar toallas para limpiarse la cara y los ojos
  • Usar lentes de contacto sin un adecuado higiene de los mismos
  • Uso de maquillaje infectado

Si usted tiene conjuntivitis, evite el uso de maquillaje en los ojos y no comparta el maquillaje con nadie. Cuando la infección desaparezca, reemplace su maquillaje para evitar una posible reinfección. Las bacterias pueden sobrevivir en el maquillaje y causar conjuntivitis. Peor aún, pueden causar infecciones de la córnea que pueden comprometer la visión.

Los niños suelen ser más susceptibles a una conjuntivitis bacteriana o viral, ya que están en contacto cercano con muchos otros niños en la escuela o guardería.

Típicamente, la conjuntivitis es una enfermedad de corta duración que puede requerir gotas para los ojos. Sin embargo, si los síntomas persisten durante un período prolongado de tiempo después del tratamiento, se debe hacer un examen de ojos por un oftalmólogo, ya que estos síntomas pueden indicar un problema ocular más grave. Varias enfermedades del ojo pueden causar ojos rojos, algunas de las cuales pueden llevar a una ceguera si no son diagnosticadas y tratadas.

La forma de tratamiento de un ojo rojo, por lo general depende del tipo de conjuntivitis que tenga. Su oftalmólogo puede haber tomado una muestra con un hisopo de algodón para ayudarle a determinar si su conjuntivitis es bacteriana o viral.

Tratamiento de la conjuntivitis viral

En una conjuntivitis viral, los síntomas de ojo rojo pueden durar entre una y dos semanas, y luego desaparecer por sí solos. El malestar se puede minimizar mediante el uso de compresas frías aplicadas sobre los ojos. Este es típicamente el único tratamiento necesario. Casos severos de conjuntivitis pueden beneficiarse con el uso de gotas antiinflamatorias, las cuales sólo pueden ser prescritas por un oftalmólogo.

Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

Para una conjuntivitis bacteriana, su oftalmólogo recetará por lo general gotas antibióticas para tratar la infección. Ocasionalmente, es difícil distinguir una conjuntivitis bacteriana de una viral, en cuyo caso es probable que se le receten gotas para los ojos.

Tratamiento de la conjuntivitis alérgica

Para una conjuntivitis alérgica, el tratamiento incluye a menudo la aplicación de compresas frías sobre los ojos y el uso de gotas anti alérgicas para los ojos, al igual que lágrimas artificiales enfriadas en un refrigerador.

La práctica de una buena higiene puede ayudar a prevenir la propagación de la conjuntivitis. Usted debe:

  • Lavarse las manos frecuentemente
  • Evitar tocarse los ojos con las manos
  • Evitar la reutilización de toallas, pañuelos y toallitas de papel cuando se limpia la cara y los ojos
  • Cambiar la funda de su almohada con frecuencia
  • Reemplazar sus cosméticos para ojos regularmente con unos nuevos, y no compartirlos con otras personas
  • Siempre limpie sus lentes de contacto  Si usa lentes de contacto desechables, siga bien las instrucciones del empaque y deshágase de los lentes cuando se aconseje.

 

Otras medidas de tratamiento

Compresas aplicadas sobre los párpados cerrados pueden aliviar algunas de las molestias de la conjuntivitis. Para hacer una compresa, empape un paño limpio y sin pelusa en agua, y luego escúrralo. Si tiene conjuntivitis en un ojo solamente, no utilice el mismo paño en ambos ojos para que la infección no se propague de un ojo al otro.

Colirios lubricantes sin prescripción, como lágrimas artificiales, también pueden proporcionar un alivio a los síntomas de conjuntivitis. Los pacientes con alergias se beneficiarán con el uso de gotas refrigeradas.

El chalazión es un nódulo del párpado con componente inflamatorio de tipo crónico. Esto ocurre cuando se tapa el poro de la glándula que secreta grasa y se acumula material purulento (hordeolum) que luego se convierte únicamente en inflamación (chalazión). El chalazión puede no deshacerse aunque se utilice gotas, así que por lo general hay que drenarlo de forma quirúrgica. Cualquier persona puede tener un chalazión pero las personas que padecen de blefaritis, rosácea o dermatitis atópica están más propensos.

El tratamiento es usualmente cirugía. El material que se obtenga en la cirugía se debe enviar a biopsia para corroborar el diagnóstico. Muy raramente un carcinoma de las glándulas sebáceas se puede manifestar como un chalazión recurrente.

¿Cuál es la diferencia entre un hordeolum y un chalazión? En ocasiones es difícil diferenciarlos. Un hordeolum es más agudo y por lo tanto es más doloroso y se manifiesta con dolor y edema del párpado. El chalazión usualmente es un nódulo que no es doloroso y no hay edema.

Adentro de nuestros ojos tenemos un lente natural (cristalino). Este lente enfoca los rayos de luz que ingresan al ojo para ayudarnos a ver. El cristalino debe estar claro para cumplir bien su función.

Problemas de visión con catarata:

Tener catarata implica que el cristalino se mancha, es como ver a través de un cristal sucio o empañado. Las cosas lucen borrosas, distorsionadas, o con los colores apagados.

Síntomas de catarata:

La mayoría de las cataratas relacionadas con la edad se desarrollan gradualmente. Como resultado puede que no se adviertan signos o cambios en la visión cuando recién se empieza a formar.

Progresión de los síntomas de catarata:

Los siguientes son cambios que se pueden percibir en la visión cuando se tiene catarata:

  • Visión borrosa
  • Visión doble
  • Sensibilidad excesiva a la luz
  • Problemas para ver en la noche, o necesitar más luz para poder leer.
  • Ver los colores apagados o amarillentos.

¿Quién está en riesgo de desarrollar catarata?

Además de la edad hay otros factores de riesgo para desarrollar catarata:

  • Tener familiares cercanos con cataratas.
  • Tener ciertos problemas médicos como la diabetes.
  • Antecedente de trauma, cirugía ocular, o tratamientos con radiación en la mitad superior del cuerpo.
  • Exposición sostenida a la luz solar sin anteojos que protejan de los rayos ultravioleta dañinos.

Si se tienen estos factores de riesgo, se debe programar una cita con su oftalmólogo para revisión.

Causas de catarata

En el ojo normal la luz entra a través de la pupila, pasa a través del cristalino claro y se enfoca en la rutina.

En un ojo con catarata la luz se dispersa dentro del ojo en lugar de enfocarse de forma precisa.

Catarata en el proceso de envejecimiento

Si bien existen otros factores de riesgo  de catarata, el envejecimiento es la causa principal. Esto se debe a los cambios que se suceden normalmente en el ojo luego de los 40 años. Esto sucede cuando las proteínas del cristalino empiezan a romperse, lo que produce opacidad. Las personas después de los 60 años usualmente tienen cierto grado de nubosidad en sus cristalinos, sin embargo sus problemas de visión pueden iniciar hasta varios años después.

La mayoría de las cataratas seniles se desarrollan gradualmente. Otras cataratas pueden desarrollarse más rápidamente como por ejemplo las de los diabéticos. Los médicos no pueden predecir cuán rápido va a crecer una catarata.

¿Se puede enlentecer el desarrollo de una catarata?

Proteger los ojos de la luz solar es la mejor manera de prevenir el desarrollo de la enfermedad. Los lentes de sol bloquean la luz ultravioleta dañina, igualmente existen lentes claros con protección.

Diagnóstico

El oftalmólogo examinará y probará sus ojos para hacer el diagnóstico de catarata. El examen completo incluye dilatación pupilar con gotas.

Examen en lámpara de hendidura:

El oftalmólogo utilizara un microscopio llamado lámpara de hendidura para revisar la córnea, iris, cristalino y demás áreas de la parte frontal del ojo. Esto permite localizar anomalías.

Examen de retina

Cuando la pupila está dilatada el oftalmólogo puede revisar más precisamente el fondo del ojo, ya sea usando el microscopio, el oftalmoscopio o ambos. El buscará por signos de catarata, además de glaucoma, daños de retina o de nervio óptico.

Agudeza visual y refracción

Este examen evalúa la claridad y nitidez de la visión. Cada ojo se prueba individualmente mediante su habilidad de ver letras de distintos tamaños.

¿Una vez diagnosticada la catarata que es lo que sigue?

  • Hacerse un examen oftalmológico al menos cada año.
  • Utilizar anteojos que protejan de la luz ultravioleta al menos en un 99%
  • Dejar el fumado. Las personas que fuman sufren más de catarata.
  • Utilizar luz brillante para leer u otras actividades. Un lente de magnificación también puede ser útil.
  • Limitar el manejo de vehículos una vez que la visión nocturna, los halos o el deslumbramiento se conviertan en un problema.
  • Ponerle más atención a los problemas médicos como la diabetes.
  • Utilizar los anteojos o lentes de contacto más adecuados para corregir su visión.
  • Cuando las actividades cotidianas se afectan por la visión es momento de considerar la cirugía.

Es importante una decisión informada acerca de la cirugía. Converse con su oftalmólogo acerca de:

  • La cirugía
  • Preparación para, y recuperación luego de la cirugía
  • Beneficios y posibles complicaciones de la operación.
  • Costos de la cirugía
  • Cualquier otra duda que tenga.

No existen gotas u otros tratamientos que disuelvan o remuevan la catarata. No utilice medicamentos que no estén científicamente probados. Hasta el momento la cirugía es el único tratamiento efectivo para la catarata.

Tratamiento

La catarata solo se puede remover con cirugía. Si los síntomas no son significativos no es necesario removerla. Puede que solo sea necesario una nueva prescripción de lentes para ayudarle a mejorar su visión. Se debe considerar la cirugía si la catarata interfiere con sus actividades cotidianas y afecta su calidad de vida.

¿Cómo funciona la cirugía?

Durante la operación el oftalmólogo remueve el cristalino opaco, y luego lo reemplaza con un lente artificial. El nuevo cristalino se llama lente intraocular o LIO. Cuando se toma la decisión de hacer cirugía también se debe discutir con el oftalmólogo el tipo de LIO a utilizar.

Las personas operadas pueden volver a tener la visión borrosa meses o años después de la intervención. Esto sucede porque el lente puede mancharse por cicatrización. El oftalmólogo utiliza un tratamiento con rayo láser para limpiar el lente y restaurar la visión. Esto se llama una capsulotomía.

Cirugía de catarata

Es una operación para remover el cristalino cuando este se encuentra manchado. El propósito de este lente es enfocar la luz dentro del ojo, cuando hay catarata el lente está opaco y la visión se torna borrosa, amarillenta y difusa.

La única manera de eliminar una catarata es mediante cirugía. Su oftalmólogo le recomendará la operación cuando esta afecte su calidad de vida y actividades cotidianas.

El cristalino manchado se remueve durante la cirugía y es reemplazado por un lente artificial. Su oftalmólogo se recomendará el mejor lente para su caso y necesidades particulares.

¿Que esperar de la cirugía de catarata?

Antes de la cirugía el oftalmólogo realizará medidas para determinar el poder adecuado del lente intraocular para su caso. Además se le tomará una historia clínica que incluya las enfermedades, medicación y cualquier otra condición médica del paciente. Se le puede recomendar el uso de algunos medicamentos antes de la cirugía.

Algunos colirios se pueden prescribir antes de la cirugía, esto con el objeto de prevenir infecciones y reducir la inflamación después de la operación.

El día de la cirugía

Se le solicitará al paciente no ingerir alimentos o bebidas 8 horas previo a la operación. La cirugía es ambulatoria y consiste de lo siguiente:

El ojo será anestesiado con gotas o con una inyección cerca de el. Además se pueden utilizar medicamentos para combatir la ansiedad.

La cirugía se realiza con el paciente despierto, este verá luz y movimiento durante el procedimiento pero no ve con precisión las maniobras del cirujano.

El cirujano entrará al ojo a través de pequeñas incisiones  cerca del borde de la córnea (parte clara del ojo). Estas incisiones permiten el acceso al cristalino, utilizando pequeños instrumentos se romperá la catarata y se removerá. Luego se colocará el lente artificial en su lugar.

Las incisiones muchas veces no requieren suturas. Un protector se colocará en el ojo para protegerlo mientras las incisiones sanan. La persona se recupera durante algunos minutos y luego se pueden ir a casa.

Días o semanas posteriores a la operación

Se utilizaran gotas por un periodo de tiempo, hay que ser cuidadoso con el cumplimiento de las indicaciones del médico.

Evitar jabón o agua directamente en el ojo.

No restregar o presionar el ojo. El oftalmólogo le indicara el uso de anteojos o de un cobertor para proteger el ojo.

Se utilizará un protector para dormir.

Se indicará una pauta de reposo y cuidados que deben ser seguidos durante el periodo de recuperación.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?

  • Infección en el ojo
  • Sangrando dentro del ojo
  • Inflamación de la córnea y de la retina
  • Desprendimiento de retina
  • Daño a otras partes del ojo
  • Dolor que no mejora con medicación usual.
  • Pérdida de visión.
  • Descentración o luxación del lente intraocular.

La visión se puede volver borrosa semanas, meses o años luego de la cirugía. Esto no es inusual. Puede ser necesario un procedimiento con láser llamado capsulotomía posterior para ayudar a corregir la visión.

Costos de la cirugía

La cirugía de catarata tiene un costo que depende de los insumos utilizados, y la calidad del equipo y del quirófano usado para la operación. Es importante estar consciente que costos de cirugía inferiores por lo general implican recortes en el presupuesto de insumos o clínica, comprometiendo muchas veces la calidad y los resultados finales del procedimiento.

Lentes intraoculares

El lente intraocular es el reemplazo del cristalino que se coloca en el ojo durante la cirugía. Su función es enfocar la luz para que el ojo pueda ver. Este lente viene en diferentes poderes, igual que los anteojos y los lentes de contacto. El oftalmólogo medirá el tamaño del ojo y el poder de la córnea para determinar el poder del lente a usar en cada caso, este examen se llama biometría, y puede ser realizado con láser o con ultrasonido.

Los lentes intraoculares están hechos de plástico, estos además tienen cobertura para proteger los ojos de la luz ultravioleta dañina.

Según el tipo enfoque hay varias categorías de lentes intraoculares:

  • Lentes monofocales: es el tipo más común utilizado. Tiene solo una distancia de foco, ya sea de lejos o de cerca. Usualmente se utiliza un enfoque lejano, y luego el paciente requiere anteojos para la lectura.
  • Lentes multifocales: Tienen varias distancias de enfoque permitiéndole al paciente mayor independencia de los anteojos, tanto de lejos como para la lectura.
  • Lentes tóricos: se utilizan en personas que tienen astigmatismo significativo para obtener una visión final más nítida.

El oftalmólogo conversará con el paciente y le recomendará el mejor lente para su caso particular.

¿Qué es un desgarro y un desprendimiento de retina?

La retina cubre la parte posterior en interna del ojo como un papel tapiz cubre una habitación por dentro. Este tejido está encargado de recibir la luz y transformarla en un impulso eléctrico que será llevado por el nervio óptico hasta el cerebro dónde ese impulso se interpreta como las diferentes imágenes.

Con el paso de los años el humor vítreo que es un gel que se encuentra en el área por donde entra la luz y antes de la retina se condensa y se encoge, algunas veces puede proyectar sobras sobre la retina que se ven como “moscas flotantes”, sin embargo, si al encogerse ese gel produce tracción con mucha fuerza sobre la base de la retina, ésta se puede romper ocasionando un desgarro de retina y cuando ese desgarro produce un sangrado, pueden aparecer también “moscas flotantes”.

Si el desgarro pasa desapercibido o no se trata, líquido puede pasar a través de la ruptura y levantar la retina ocasionando un desprendimiento de retina que puede variar de localizado hasta un desprendimiento total.

Causas

Puede haber desprendimientos o desgarros de retina ocasionados en alguien sin ningún factor de riesgo, sin embargo personas con miopías altas, pos operados de catarata, con desprendimiento de retina en el otro ojo, zonas de retina adelgazadas que deben ser identificadas por el médico oftalmólogo en la consulta o traumas entre otros.

Síntomas

  • Manchas o moscas flotantes, son muy comunes y pueden ser por sangrado al producirse el desgarro de la retina.
  • Centilleos, flashes o ráfagas de luz; generalmente se asocian al efecto mecánico de tracción sobre la retina.
  • Aparición de sombra o cortina en el campo visual, corresponde al área desprendida de la retina.
  • Baja visual; cuando el desprendimiento avanza hasta tocar el área central de visión

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza clínicamente durante la exploración bajo dilatación farmacológica realizada por el médico oftalmólogo. Cuando hay cataratas u opacidades de los medios el ultrasonido es otra ayuda diagnóstica.

Tratamiento

Cuando lo que se encuentra es un desgarro sin desprendimiento de retina la terapia con láser está indicada para producir una cicatriz alrededor del agujero aislando esta zona del resto de la retina.

Cuando hay un desprendimiento de retina, la mayoría de los casos van a requerir cirugía y para escoger el procedimiento idóneo en cada caso se deberá comentar con el médico oftalmólogo.

¿Qué es la Degeneración Macular Relacionada con la Edad?

La mácula es la parte de la retina responsable de la visión central y detallada, ésta corresponde a un área muy pequeña pero muy importante ya que nos permite leer, escribir, identificar caras y detalles.

Con el paso del tiempo la capacidad de esta zona de limpiar sus células de los desechos producidos por su misma función se disminuye y esto trae una cascada de alteraciones que pueden terminar con la pérdida de función de esta zona. Puede ser por pérdida de las células de la retina o por crecimiento de vasos anormales, que producen inflamación y sangrados.

Generalmente esta enfermedad afecta ambos ojos pero en intensidad diferente, sin embargo, hay estrategias de tratamiento para los diferentes casos, y entre más pronto se atiendan más posibilidad de mantener una visión adecuada es posible.

Síntomas

Afectan principalmente la visión central, pero son múltiples y entre ellas están;

  • Visión borrosa de lejos y cerca
  • Necesidad de mucha luz para visión cercana
  • Pérdida de intensidad y/o brillo de los colores
  • Dificultad para reconocer los rostros de las personas
  • Manchas o áreas borrosas en la visión central
  • Visión distorsionada (líneas rectas parecen onduladas)
  • Los objetos se ven de diferente tamaño o forma en cada ojo

Factores de riesgo

Aún está en discusión la causa exacta sin embargo se sabe que los siguientes aumentan el riesgo de padecerla;

  • Mayor edad
  • Historia familiar de la enfermedad
  • Tabaquismo
  • Hipertensión arterial
  • Niveles altos de colesterol
  • Obesidad

Diagnóstico

Durante la valoración clínica y el estudio completo por un médico oftalmólogo este puede ver datos o indicios que le sugieran solicitar más pruebas como la tomografía de coherencia óptica (OCT por sus siglas en inglés) o angiografía con fluoresceína para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

Se ha establecido que con pacientes con DMRE avanzada en un ojo, los suplementos vitamínicos en ciertas cantidades ayudan a disminuir el riesgo de progresión a etapas avanzadas en al menos un 25%.

Cuando hay complicaciones como las membranas neo vasculares el tratamiento crónico con terapia Anti-VEGF (factor de crecimiento vascular endotelial por sus siglas en inglés) ha demostrado hasta ahora ser el tratamiento más eficaz.

El estrabismo es un problema visual en el cual los ojos no están alineados de forma correcta. Un ojo puede estar alineado al frente, mientras el otro apunta hacia adentro, afuera, abajo o arriba. El ojo puede permanecer fijo o ir y venir a la posición equivocada. Asi mismo el ojo que ve al frente puede ser siempre el mismo o alternar con el otro.

El estrabismo es una condición común en los niños. Alrededor de un 4% de los niños lo padecen, también puede aparecer más tarde en la vida. Puede ser familiar y hereditario, o no tener relación con la genética.

La endotropia infantil es cuando el ojo se vuelve hacia adentro en los niños. Estos infantes no pueden usar sus ojos en conjunto. La endotropia acomodativa es la causa más común y ocurre en niños de 2 años o más. En este tipo de estrabismo cuando el niño fuerza la vista para ver claro el ojo se vuelve hacia adentro, esto puede ocurrir cuando ve de lejos o de cerca.

La exotropia es cuando el ojo se vuelve hacia afuera, es otro tipo común. Ocurre más cuando el niño ve objetos lejanos. Puede ocurrir por momentos o de forma permanente. En algunos casos aparece solo cuando está divagando o cansado.

Causas:

Hay seis músculos que controlan los movimientos del ojo, desplazándolo hacia arriba, abajo, afuera, adentro o en ángulo.  Para alinear ambos ojos los musculos deben trabajar en conjunto bien coordinados, esta coordinación la provee el cerebro.

Durante la visión normal ambos ojos se alinean al mismo punto, el cerebro combina las imágenes de ambos ojos en una sola, de carácter tridimensional. Esto nos provee de percepción de profundidad.

Cuando un ojo esta desalineado las dos imágenes que se envían al cerebro son diferentes. En el niño pequeño el cerebro aprende a ignorar la imagen del ojo desviado y ve solo la imagen del ojo derecho, el niño entonces pierde percepción de profundidad.

Los adultos que desarrollan estrabismo tienen usualmente visión doble porque sus cerebros no pueden ignorar la imagen de cualquiera de los dos ojos. En los niños no sucede esto por lo general.

El estrabismo es especialmente frecuente en niños con enfermedades que afectan el cerebro como:

  • Paralisis cerebral
  • Síndrome de Down
  • Hidrocefalia
  • Tumores
  • Prematuridad

Una catarata o una lesión que afecte la visión puede causar también estrabismo. La gran mayoría de los niños con estrabismo sin embargo no tienen alguno de esos problemas, excepto una historia familiar de estrabismo.

Ambliopía por estrabismo:

La visión normal se desarrolla en la infancia cuando los dos ojos tienen un alineamiento adecuado. El estrabismo puede causar que el ojo desviado se vuelva ´perezoso´. Esto sucede porque el cerebro pone atención a la imagen del ojo derecho mientras ignora la del ojo desviado, así que el ojo desviado no logra desarrollar la visión de forma adecuada.  Ocurre en casi el 50% de los niños con estrabismo.

Esta condición se puede tratar mediante el uso de parches o de gotas para hacer borrosa la visión del ojo alineado y forzar al niño a utilizar el ojo desviado. Si el problema se detecta en los primeros años de vida el tratamiento será probablemente exitoso, de lo contrario el ojo perezoso se vuelve permanente.  Como una regla, entre más temprano se trate el problema mejor es el resultado visual.

Síntomas

El principal signo de estrabismo es que un ojo no está derecho. Algunas veces el niño cierra un ojo ante la luz intensa o voltea su cabeza para usar los dos ojos juntos.

El pseudoestrabismo se produce cuando si bien los ojos impresionan estar desviados no es así. Se produce en niños con nariz plana y ancha, y pliegues de piel en los parpados en la parte de la esquina interna. Esta apariencia puede mejorar conforme el niño crece. El oftalmólogo puede distinguirlo de un verdadero estrabismo.

Diagnóstico

El estrabismo se diagnostica durante el examen de rutina del niño. Se recomienda que a los 3 años se lleve al primer examen oftalmológico. Si hay historia familiar de estrabismo o ambliopía, o de uso de anteojos con fuerte graduación, entonces el examen debe realizarse antes de los 3 años.

Tratamiento

El tratamiento está orientado a mejorar la alineación de los ojos para recuperar la visión binocular.  En algunos casos se prescribirán anteojos, otros requerirán cirugía, parches o gotas.

En la endotropía es probable que el niño pequeño requiera cirugía. En los casos que es acomodativa puede requerir anteojos. Mientras que en la exotropia se pueden usar prismas, parches, cirugía y ejercicios.

Cirugía de estrabismo

Consiste en hacer una pequeña incisión en el tejido que cubre el ojo (conjuntiva) a través de la cual se separan los músculos del ojo y se recolocan para conseguir que el mismo se alinee adecuadamente con el contralateral. En ocasiones es necesario operar ambos aunque solo uno esté desviado.

El tiempo de recuperación es rápido. El niño usualmente reinicia sus actividades usuales en unos pocos días.

Después de la cirugía puede que se requieran anteojos. En otros casos pueden requerirse múltiples intervenciones para conseguir el objetivo.

Riesgos de la cirugía:

El riesgo de complicaciones es bajo, sin embargo pueden suceder cosas como:

  • Ojos irritados y rojos
  • Desalineación residual
  • Visión doble
  • Infección
  • Sangrado
  • Abrasión de la cornea
  • Visión disminuida
  • Desprendimiento de retina
  • Complicaciones relacionadas con la anestesia.

La cirugía es un procedimiento común y en la mayoría de los pacientes se ve una mejoría importante en la alineación de los ojos. En algunos casos se puede requerir múltiples operaciones o prismas en los anteojos para lograr la alineación adecuada. Cada caso de estrabismo es único y requiere un abordaje personalizado por parte de su oftalmólogo.

Escleritis es la inflamación de la parte blanca de los ojos (esclera). Este tejido es la parte más externa del ojo y comprende un poco más del 80% de la superficie ocular.

En la mayoría de los casos, la escleritis está asociada a una enfermedad autoinmune que más comúnmente se trata de artritis reumatoidea.

De acuerdo a la parte de la esclera que se afecte, la escleritis se clasifica en escleritis anterior, esclertisi posterior o panescleritis.

Escleritis Anterior, es el tipo más común y afecta la parte de adelante. Puede ser:

Escleritis No necrotizante, que se divide en:

  1. Anterior Difusa:el tipo más común y más fácilmente tratable. En este tipo se inflama toda la parte de adelante del ojo por lo que se ve rojo en todo lo blanco del ojo que se puede ver a simple vista.
  2. Anterior Nodular:se caracteriza por un nódulo que duele al tocarlo.

Escleritis Necrotizante: Es la forma más severa de escleritis pues cada vez que se inflama, la esclera se adelgaza pues se destruye tejido y si se adelgaza de forma severa el ojo corre el riesgo de perforarse. Esta forma de escleritis es usualmente muy dolorosa. Muchos pacientes tienen artritis reumatoidea de fondo.

Escleritis Posterior: Es más rara que la anterior. Afecta la parte de atrás del ojo. Puede estar o no relacionada a una enfermedad sistémica de fondo. Los síntomas incluyen dolor al movimiento ocular y palpación del ojo. Podría haber proptosis (ojo protruye hacia delante). Esta forma de escleritis puede resultar en desprendimiento de retina y glaucoma de ángulo cerrado.

Panescleritis: Cuando hay inflamación de la parte de adelante y de la parte de atrás de la esclera.

Causas de Escleritis

Escleritis típicamente está asociada a una enfermedad autoinmune. En otros casos la causa es desconocida.

Algunas enfermedades que producen escleritis son:

  • Artritis Reumatoidea
  • Algunas infecciones
  • Lupus
  • Otras enfermedades de tejido conectivo.
  • Espodiloartropatías HLAB27
  • Síndrome de Sjogren
  • Granulomatosis de Wegener
  • Esclerodermia

Síntomas

Escleritis produce dolor severo sobre todo al movimiento de los ojos y a la palpación. Este dolor se puede irradiar hacia la cara, la cabeza y la mandíbula del lado afectado. Puede presentarse visión borrosa sobretodo en la escleritis posterior, lagrimeo y sensibilidad a la luz. En algunos casos raros pérdida parcial o total de la visión es posible.

Diagnóstico

Es importante que un oftalmólogo revise al paciente. Es difícil que otro médico que no sea oftalmólogo haga el diagnóstico de una escleritis. Sin tratamiento la escleritis puede complicarse y producir cambios irreversibles en el ojo. Durante el examen, el oftalmólogo examinará la parte de adelante y atrás del ojo con equipos especiales. También enviará exámenes de sangre para valorar por enfermedades reumatológicas y en caso necesario lo enviará al reumatológo para hacer el diagnóstico definitivo de estas enfermedades.

Tratamiento

Escleritis es una condición seria que puede afectar la visión. Así que el tratamiento debe ser temprano y agresivo. El tratamiento depended le tipo de escleritis. En la mayoría de casos se trata con gotas de corticoesteroides y antiinflamatorios que reducen la inflamación y el dolor. En casos más severos se da corticoesteroides tomados o inmunosupresores.

Habrá probablemente experimentado la sensación de flashes o destellos de luz cuando ha recibido un golpe en el ojo o se ha presionado el ojo muy duro y ha visto “estrellas”. Los flashes o destellos de luz son signo más preocupante que flotadores pues aunque podrían ser temporales (que duran segundos) y parte del envejecimiento normal del ojo, quien los experimente, especialmente personas mayores, debería acudir a un oftalmólogo lo más pronto posible para realizar un fondo de ojo para valorar la retina.

Cuando el vítreo tracciona la retina, como ocurre cuando hay desprendimiento de vítreo posterior, se pueden observar flashes. Estos pueden aparecer y desaparecer rápidamente (segundos) por varias semanas o meses. Sin embargo cuando los flashes se prolonguen (por ej. más de 20min) y aparezcan con gran cantidad de flotadores y/o pérdida de campo visual, se consideran una emergencia ocular y requiere de atención inmediata para descartar desgarro o desprendimiento de retina.

Las causas de flashes son:

  1. Desgarro de retina o desprendimiento de retina
  2. Desprendimiento de vítreo posterior
  3. Migraña
  4. Movimiento rápido de ojos
  5. Inflamación o infección de la retina
  6. Desórdenes del Sistema Nervioso Central

En resumen:

Los flashes o flotadores son en la mayoría inofensivos pero podrían ser un signo de enfermedad ocular. Todo paciente con alguno de los dos debe examinarse. Si inician súbitamente es urgente un examen oftalmológico completo para  concluir si se trata de “flotadores inofensivos” o alguna enfermedad ocular.

EL GLAUCOMA ES EL LADRÓN SILENCIOSO DE LA VISIÓN. LA MITAD DE LAS PERSONAS CON GLAUCOMA NO SABEN QUE LO PADECEN.

El glaucoma es una enfermedad que daña el nervio óptico. El nervio óptico está en la parte de atrás del ojo y conecta el globo ocular al cerebro. El nervio óptico es el que envía las señales de luz al cerebro, de tal manera que podamos ver. Usualmente, hay un problema en el drenaje del humor acuoso y esa cantidad de fluído extra dentro del ojo aumenta la presión intraocular, dañando el nervio óptico.

El glaucoma es la segunda causa de ceguera a nivel mundial y de las principales causas de ceguera en las personas mayores de 60 años. Sin embargo, la ceguera por glaucoma se puede prevenir con un tratamiento temprano.

Tipo de Glaucoma

Hay 2 tipos principales:

El glaucoma primario de ángulo abierto

Es el tipo más común de glaucoma. Ocurre gradualmente, con un drenaje del ojo que no es tan eficiente y el aumento de la presión intraocular resultante va dañando progresivamente el nervio óptico. Este tipo de glaucoma no es doloroso y no causa cambios en la visión al inicio.

Algunas personas tienen glaucoma con presiones oculares que están dentro de límites normales, esos casos son más difíciles de diagnosticar, por lo cual hacer un fondo de ojo de forma regular para detectar tempranamente cambios en el nervio óptico es de suma importancia.

Este tipo de glaucoma NO da síntomas por los que se llama ladrón silencioso de la visión. La mitad de las personas con glaucoma no saben que lo padecen. Los exámenes regulares ayudan al oftalmólogo a encontrar esta enfermedad antes de perder visión.

El glaucoma de ángulo cerrado

Esto ocurre cuando el iris está muy cercano al drenaje del ojo. El iris puede tapar la zona del drenaje. Cuando esto sucede de forma súbita se produce un aumento rápido de la presión intraocular, lo que llamamos ataque agudo de glaucoma. Esto es una verdadera emergencia oftalmológica y si no se atiende pronto puede haber pérdida permanente de la visión en el ojo afectado.

Estos son los signos de un ataque agudo de glaucoma:

–       Su visión se vuelve borrosa súbitamente

–       Tiene dolor ocular severo

–       Tiene dolor de cabeza

–       Náuseas

–       Vómitos

–       Se ven “halos de colores” alrededor de las luces

Muchas personas con glaucoma de ángulo cerrado lo desarrollan más lentamente, a esto se le llama glaucoma crónico de ángulo cerrado. Al inicio no hay síntomas. El glaucoma de ángulo cerrado puede llevar a la ceguera en cualquiera de sus formas si no se trata a tiempo.

Causas de Glaucoma:

  • Herencia
  • Inflamación
  • Trauma
  • Cirugías previas
  • Uso crónico de esteroides
  • otras

¿QUIÉNES TIENEN MAS RIESGO DE PADECER GLAUCOMA?

Algunas personas tienen más riesgo de padecer glaucoma, por ejemplo:

  • Mayores de 40 años
  • Si tienen familiares con glaucoma
  • Afrodescendientes o hispanos
  • Presión intraocular alta
  • Ser miope o hipermétrope
  • Antecedente de trauma ocular
  • Tener córneas delgadas en el centro
  • Tener nervios ópticos con copas grandes
  • Diabéticos, migrañosos, tener problemas circulatorios

EL DIAGNOSTICO DEL GLAUCOMA

 La única manera segura de diagnosticar el glaucoma es con un examen oftalmológico completo. La sola toma de la presión intraocular no es suficiente.

Durante un examen para descartar glaucoma se deberá:

  • Tomar la presión intraocular
  • Inspeccionar el drenaje del ojo con un lente de gonioscopía
  • Examinar el nervio óptico
  • Hacer campos visuales (en caso de sospecha)
  • Medir el grosor de la córnea (en caso de sospecha)
  • Tomar fotos de los nervios ópticos ( en caso de sospecha)

EL TRATAMIENTO DEL GLAUCOMA

El daño producido por el glaucoma es permanente, no se puede revertir. Sin embargo, los medicamentos, el láser y la cirugía ayudan a detener el daño.

MEDICAMENTOS

Usualmente, se puede controlar el glaucoma con solo gotas. Usándolas diariamente, estas gotas ayudan a bajar la presión intraocular. Sin embargo, pueden tener efectos secundarios como:

  • Sensación de ardor
  • Ojos rojos
  • Cambios en las pulsaciones o la frecuencia cardíaca
  • Disminuir los niveles de energía
  • Cambios respiratorios
  • Boca seca
  • Visión borrosa
  • Crecimiento de las pestañas
  • Cambios en el color de los ojos y de la piel alrededor de los ojos

Es importante que el médico sepa todos los medicamentos que el paciente toma. Nunca suspenda un medicamento sin antes consultar con su oftalmólogo.

CIRUGIA LASER

 Hay dos tipos principales de cirugía con láser:

  • La trabeculoplastía: se usa en pacientes con glaucomas de ángulo abierto. El láser contribuye a que el drenaje del ojo sea más eficiente.
  • La iridotomía:se hace en pacientes con glaucoma de ángulo cerrado. Se hace un pequeño agujero en el iris y esto ayuda a abrir el drenaje que estaba cerrado.

CIRUGIA EN SALA DE OPERACIONES

  • MIGS: Cirugía microinvasiva, hay dispositivos médicos muy pequeños que hoy en día se colocan en el drenaje del ojo para hacerlo más eficiente. Usualmente, se colocan en el mismo momento que la cirugía de catarata.
  • TRABECULECTOMIA:El cirujano crea un flap delgado en la esclera( la parte blanca del ojo) y una ampolla (especie de bolsa) en la conjuntiva llamada ampolla de filtración. Usualmente esta ampolla está escondida bajo el párpado superior y no se ve. El humor acuoso es drenado hacia esa ampolla y a partir de ahí el líquido es absorbido por los tejidos alrededor del ojo, bajando la presión intraocular.
  • IMPLANTES DE DRENAJE:Los implantes de drenaje tienen un tubo muy fino que es insertado en el ojo. Este tubo envía humor acuoso a un área colectora (llamada reservorio) que queda debajo de la conjuntiva. A partir de ahí el líquido es absorbido por los tejidos del ojo y los vasos sanguíneos.

SU PAPEL EN EL TRATAMIENTO DEL GLAUCOMA

    El tratar el glaucoma de manera exitosa requiere de un esfuerzo conjunto entre el médico y el paciente. Es importante seguir correctamente las instrucciones de su oftalmólogo y usar las gotas tal y como le indicaron.

El tratamiento del glaucoma requiere de controles regulares. Normalmente se requiere de citas cada 3 a 6 meses. Sin embargo, esto puede variar dependiendo de su situación particular.

Si usted tiene cualquier duda respecto a su tratamiento o sus ojos hablen directamente con su oftalmólogo.

La hipermetropía es un error refractivo, en el que el ojo no refracta ( transmite ) de manera adecuada la luz hacia un punto focal para que las imágenes se vean claramente. En la hipermetropía, los objetos a la distancia se ven parcialmente claros dependiendo del grado de la hipermetropía, pero los objetos cercanos se ven borrosos.

Las personas experimentan la hipermetropía de manera distinta. Algunas personas puede que no noten problemas con su visión, especialmente en su juventud. Para las personas con hipermetropías altas la visión es borrosa tanto de cerca como de lejos. Es un problema de refracción, no una enfermedad del ojo.

Comúnmente llamado orzuelo es una infección en el parpado que se manifiesta como un nodulo pequeno, rojo y doloroso que crece en la base de las pestañas o en la parte de adentro del parpado. La mayoría de hordeolum son causados por infecciones bacterianas.

Hay dos tipos

  • Hordeolum externo: Empieza en la base de las pestañas. Es infección de un folículo piloso y se ve como una espinilla.
  • Hordeolum interno: Dentro del párpado. Es producto de infección de glandula de meibomio.

Algunas personas que tiene hordeolum a repetición padecen de una condición que se llama blefaritis. En esta condición se inflama el margen del párpado y se ve rojo e inflamado la base de las pestañas.

Síntomas

Un nódulo doloroso en el margen del párpado en la base de las pestañas. En ocasiones la inflamación puede abarcar todo el párpado. Se puede observar punto blanco o pus en el centro del nódulo. Si es grande puede causar sensación de cuerpo extraño. También lagrimeo y secreción.

Personas con diabetes, blefaritis, rosácea y dermatitis seborreica tienen más riesgo de padecer de hordeolum.

Tratamiento

Compresas calientesUtilizando  paños limpios con agua caliente colocar en el párpado por 10 a 15 minutos. Esto ayuda a que la glandula se abra y drene el material purulento. También puede ayudar masajes suabves alrededor del área.

Antibióticos: Su oftalmólogo recetará antibiótico en ungüento o en gotas.

Esteroides: Si el hordeolum está muy inflamado, su oftalmólogo le recetará corticoesteroides en gotas o lo inyectará en el área.

Cirugía para drenar: Puede ser que su oftalmólogo decida drenar el hordeolum mediante cirugía. Esta es una cirugía sencilla que se realiza con anestesia local. Cuando se decide hacer drenaje es recomendable que se realice biopsia del tejido.  Esto ayuda a confirmar el diagnóstico y descartar que haya un problema más serio.

No trate de estripar el hordeolum. Esto haría que la infección se extienda en su párpado. No se ponga maquillaje ni use sus lentes de contacto mientras tenga el hordeolum.

Hemorragia subconjuntival ocurre cuando uno o más puntos de sangre aparecen en lo blanco del ojo. La conjuntiva es un tejido transparente que recubre el ojo y tiene vasos sanguíneos muy delgados y frágiles que pueden romperse. Si se rompen, la sangre sale entre la conjuntiva y la esclera. El sangrado es el punto rojo brillante que usted puede ver en la parte blanca del ojo.

El sangrado se ve muy dramático y en ocasiones puede ser muy extenso. Pero la hemorragia subconjuntival es un padecimiento que asusta mucho al paciente pero en realidad no produce daño al ojo ni afecta la visión y el sangrado se reabsorbe solo.

Usualmente es asintomático y el único hallazgo que produce es el punto rojo en el ojo. De hecho, el paciente lo nota hasta que alguien lo nota o hasta que el paciente se ve en el espejo.

¿Cuáles son las causas?

Rascarse el ojo muy duro o traumas con algún objeto, toser o estornudar fuerte, alzar cosas pesadas, pacientes con estreñimiento al pujar o acciones similares, o picos de presión arterial elevada son lo que más comúnmente causa la hemorragia subconjuntival. Esto es porque estas acciones aumentan brevemente la presión arterial en las venas de la conjuntiva y este aumento rápido causa que los capilares de la conjuntiva se rompan. Muy rara vez problemas en la coagulación o medicinas que pueden causar sangrado como Aspirina o Coumadin o diabetes pueden causar este tipo de sangrados.

Tratamiento

La hemorragia subconjuntival se cura sola sin tratamiento al reabsorberse la sangre. Depende de qué tan grande es el punto de sangrado puede tomar días o semanas en reabsorberse. Si siente irritación puede usar lágrimas artificiales. Si usted tiene hemorragias subconjuntivales frecuentemente, su oftalmólogo probablemente enviará estudios que considere necesarios.

La miopía es un error refractivo, en el que el ojo no refracta (transmite) de manera adecuada la luz hacia un punto focal para que las imágenes se vean claramente. En la miopía, los objetos en una distancia corta se ven de manera clara pero los objetos a distancia se ven borrosos. Es una condición común y se estima que afecta a u 25% de la población estadounidense. Es un problema de refracción, no una enfermedad del ojo.

Miopía en niños

La miopía se puede heredar y es descubierta en los niños cuando están entre los ocho y los doce años. Durante la adolescencia, cuando el cuerpo crece, la miopía puede empeorar. Entre los 20 y 40 años, usualmente hay pequeñas variaciones.

Alta Miopía

La miopía severa se conoce como alta miopía. La alta miopía usualmente se estabiliza entre los 20-30 años. La alta miopía se puede corregir la visión con lentes, lentes de contacto y algunas veces con cirugía refractiva. Los pacientes con alta miopía tienen un riesgo más alto de desarrollar un desprendimiento de retina, así como de glaucoma y cataratas.

El ojo sano está constantemente humedecido por una fina capa de lágrima que lo recubre. El ojo seco es una alteración en la producción de esa capa de lágrima.

El revestimiento lagrimal se compone de tres capas:

Una capa de grasa

Una capa de agua

Una capa de mucosidad

Cada capa tiene su propio objetivo. La capa grasosa, producida por las glándulas de Meibomio, constituye la parte exterior del revestimiento lagrimal. Su principal objetivo es suavizar la superficie y reducir la evaporación de las lágrimas.

La capa de acuosa intermedia, constituye lo que en su mayor parte conocemos como lágrimas. Esta capa, producida por las glándulas lagrimales de los párpados, enjuaga el ojo y lo limpia de partículas foráneas o agentes irritantes.

La capa interior consiste de mucosa producida por la conjuntiva. La mucosa permite a la capa acuosa tener una expansión uniforme sobre la superficie del ojo y ayuda a mantener los ojos húmedos. Las lágrimas no pueden adherirse a los ojos si ésta mucosa no existe.

Normalmente, el ojo es bañado en lágrimas constantemente. Mediante la producción de lágrimas a un ritmo lento y constante, el ojo se mantiene húmedo y cómodo.

El ojo utiliza dos métodos distintos para producir lágrimas. Puede hacer lágrimas a un ritmo lento y constante para mantener la lubricación normal del ojo. También puede producir una gran cantidad de lágrimas en respuesta a la irritación de los ojos o a una emoción. Cuando sequedad o un cuerpo extraño irrita los ojos, o cuando se llora, se produce un lagrimeo excesivo.

Tal vez no parezca lógico que el ojo seco pueda causar un lagrimeo excesivo, pero imagine esto como la respuesta del ojo a una incomodidad. Si las lágrimas responsables por mantener la lubricación no mantienen el ojo lo suficientemente húmedo, el ojo se irrita. Una irritación de los ojos hace que la glándula que produce lágrimas (glándula lagrimal) libere un gran volumen de lágrimas, saturando el sistema de drenaje de las lágrimas. El exceso de lágrimas se desborda y sale del ojo.

Causas

Los cambios hormonales son la causa principal del síndrome de ojo seco, causando cambios en la producción de las lágrimas. Los cambios hormonales asociados con la menopausia son una de las razones principales por las cuáles las mujeres son las más afectadas por la condición de ojo seco.

Las condiciones que afectan la glándula lagrimal o sus conductos, incluyendo enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis reumatoide, conllevan a una disminución de la secreción lagrimal y desarrollar la condición ojo seco.

La secreción lagrimal también puede reducirse a causa de ciertas condiciones que disminuyen la sensibilidad de la córnea. Enfermedades como la diabetes y el herpes zóster son asociadas con la disminución de la sensibilidad de la córnea, al igual que los lentes de contacto para uso prolongado y cirugías que hagan incisiones en la córnea o que remuevan tejido en ésta, como la cirugía LASIK.

Una gran variedad de medicamentos comunes, tanto recetados como de venta libre, pueden causar la condición de ojo seco reduciendo la secreción lagrimal. Asegúrese de decirle a su oftalmólogo los nombres de todos los medicamentos que esté tomando, especialmente los siguientes:

  • Diuréticos para la tensión arterial alta
  • Beta bloqueadores para el corazón o tensión arterial alta
  • Antihistamínicos para las alergias
  • Pastillas para dormir
  • Medicamentos contra la ansiedad
  • Calmantes para el dolor

Ya que estos medicamentos son a menudo necesarios, es posible que tenga que tolerar la condición de ojo seco, o tratarla con gotas para los ojos llamadas lágrimas artificiales.

Las personas con ojo seco son generalmente más propensas a experimentar los efectos secundarios de los medicamentos, incluyendo los efectos de las lágrimas artificiales. Por ejemplo, los conservantes en ciertos tipos de gotas para los ojos y lágrimas artificiales, pueden irritar el ojo. Estos pacientes pueden necesitar medicación especial, por ejemplo unas lágrimas artificiales sin conservantes.

Otra causa de la condición de ojo seco es la exposición a un clima seco y con mucho viento, así como el humo y el aire acondicionado, que pueden acelerar la evaporación de las lágrimas. Evitar el contacto con estas condiciones irritantes puede ofrecer alivio al ojo seco.

Síntomas

Quienes sufren de ojo seco pueden sentir que no pueden mantener los ojos abiertos por mucho tiempo. También pueden sentir que sus ojos no están cómodos después de leer o de ver televisión.

Los síntomas del ojo seco por lo general incluyen

  • Escozor o ardor en los ojos
  • Sensación de rasquiña o comezón
  • Mucosa fibrosa en los ojos o a su alrededor
  • Irritación ocular excesiva debido al humo o al viento
  • Exceso de lágrimas
  • Molestias al usar lentes de contacto

Diagnóstico

Un oftalmólogo es quien usualmente puede diagnosticar ojo seco durante un examen de los ojos.

Ocasionalmente, pruebas para medir la producción de lágrimas son necesarias. Un examen llamado prueba de Schirmer requiere la colocación de un filtro de tiras de papel debajo del párpado inferior para medir la tasa de producción de lágrimas durante varios tipos de condiciones.

Otra forma en que su oftalmólogo puede diagnosticar el ojo seco es poniendo gotas especiales de colorante en el ojo y estudiar cuánto tiempo toma a las áreas secas para desarrollarse en la córnea. La prueba de colorante también se puede utilizar para buscar ciertos patrones de coloración que muestren cualquier daño en la superficie de la córnea.

Tratamiento

Unas gotas para los ojos llamadas lágrimas artificiales son similares a las lágrimas naturales. Éstas lubrican los ojos y ayudan a mantener su humedad. Las lágrimas artificiales se pueden adquirir sin receta médica. Hay muchas marcas en el mercado, por lo que usted puede probar varias hasta encontrar la que más le guste.

Existen gotas sin conservantes para quienes son sensibles al tipo de conservantes que normalmente vienen en las lágrimas artificiales. Si necesita usar lágrimas artificiales más de seis veces al día, gotas sin preservativos pueden ser más beneficiosas para usted.

Usted puede usar gotas sin preservativos tan frecuentemente como sea necesario (una o dos veces al día, o varias veces cada hora).

También se puede bloquear la vía natural de drenaje de la lágrima, los conductos lagrimales, con el fin de prolongar la permanencia de la lágrima natural en la superficie ocular. Su oftalmólogo puede ofrecerle mecanismos temporales o permanentes para bloquear los conductos lagrimales de acuerdo al mecanismo y severidad de su problema de lubricación ocular.

Las lágrimas se evaporan como cualquier otro líquido. Usted puede tomar medidas para evitar la evaporación. En ambientes secos un humidificador aumenta la humedad del aire. Unos anteojos envolventes pueden reducir el efecto de resequedad producido por el viento.

Una persona con ojo seco debe evitar cualquier cosa que pueda provocar resequedad, tales como un cuarto extremadamente caliente, un secador de pelo o el viento. El humo del cigarrillo es especialmente molesto.

Algunas personas pueden encontrar alivio del ojo seco complementando su dieta con ácidos grasos omega-3, los cuáles que se encuentran naturalmente en alimentos como el pescado rico en grasas (salmón, sardinas, anchoas) y las semillas de linaza. Pregunte a su doctor de los ojos si debe tomar suplementos alimenticios como ácidos grasos omega-3 y, en caso afirmativo, en qué forma y con qué dosis.

Si otros métodos no proveen un alivio adecuado al ojo seco, su oftalmólogo puede sugerir que usted use un medicamento prescrito. Medicamentos como la ciclosporina, actúan estimulando la producción de lágrimas. Gotas para los ojos con esteroides también pueden utilizarse, pero generalmente no se recomiendan para tratamientos a largo plazo. Otras opciones de tratamiento pueden incluir pomadas u otros tipos de ungüentos.

La condición de ojo seco debida a deficiencia de vitamina A es rara. Ungüentos con vitamina A pueden ayudar si el ojo seco es causado por condiciones poco usuales como el síndrome Stevens-Johnson o penfigoide. Los suplementos de vitamina A no aparentan ayudar a las personas con ojo seco ordinario.

Si la condición de ojo seco es molesta, hable con su oftalmólogo y discuta sus opciones para encontrar alivio.

El enrojecimiento del ojo puede deberse a diversas afecciones y lesiones que causan irritación, presencia de sangre dentro del ojo o congestión de los vasos sanguíneos.

El ojo rojo puede estar asociado a estas enfermedades:

  • Abrasión de la córnea
  • Alergias
  • Blefaritis
  • Celulitis
  • Conjuntivitis
  • Glaucoma
  • Hemorragia subconjuntival
  • Hifema
  • Laceración de la córnea
  • Trauma ocular
  • Pingüécula y pterigion
  • Retinoblastoma
  • Queratitis fúngica
  • Queratitis herpética
  • Úlcera de la córnea

Síntomas y signos de alarma

Algunas de las causas de ojo rojo pueden ser autolimitadas (el mismo cuerpo se encarga de curarse sin ayuda de medicamentos, sin dejar secuelas) pero otras pueden dejar secuelas graves si no se tratan a tiempo, por lo mismo hay que lograr reconocer cuando un ojo rojo es una emergencia y no conviene “esperar a que se cure solo”.

Los síntomas y signos de alarma son

  • Pérdida visual, ya sea súbita o progresiva, ninguna pérdida de la capacidad visual es normal
  • Dolor, el dolor ocular puede tener muy diversos orígenes y algunas veces no asociado a enfermedades oculares (por ejemplo migraña o sinusitis) pero siempre que se presente con uno o ambos ojos rojos hay que descartar la presencia de enfermedades oculares
  • Opacidades corneales, la córnea es una pared trasparente del ojo a través de la cual logramos ver estructuras internas como el iris (un tejido ocular que le da el color al ojo). Si la córnea pierde su trasparencia, sin importar si es en solo un sector o en su totalidad, puede deberse a enfermedades graves como úlceras corneales o queratitis.
  • Trauma ocular, cualquier ojo rojo después de recibir un traumatismo ocular debe de ser valorado de forma urgente para descartar otras secuelas del trauma

Los síntomas y posibles afecciones relacionados con los ojos que se listan en esta sección son únicamente para referencia general, y no contienen todos los síntomas de la visión o posibles condiciones o enfermedades relacionadas. Si usted tiene cualquier síntoma inusual relacionado con la visión, consulte a su oftalmólogo.

Es importante recordar que muchas personas no saben que tienen enfermedades de los ojos, ya que a menudo no hay señales ni síntomas de advertencia, o se asume que la mala visión es parte del proceso natural de envejecimiento. La detección temprana y el tratamiento de los problemas de los ojos son la mejor manera de mantener una visión sana a lo largo de su vida. En muchos casos, la ceguera y la pérdida de la visión pueden prevenirse.

Ojos Sanos CR recomienda a los adultos que no presentan señales o factores de riesgo de tener una enfermedad de los ojos hacerse un examen general de la visión a los 40 años de edad. En personas de cualquier edad con síntomas o en riesgo de desarrollar enfermedades de los ojos, Ojos Sanos CR recomienda que vean a su oftalmólogo para determinar la frecuencia de sus ojos deben ser examinados.

La presbicia es cuando los ojos van perdiendo la capacidad de enfocar objetos de cerca. Es una condición normal asociada al proceso de envejecimiento. De hecho la palabra presbicia significa ojo envejecido en griego. La persona puede empezar a notar la presbicia poco después de los 40 años. Uno empieza a notarlo cuando empieza a sostener el material de lectura más lejos de lo habitual para lograr verlo de manera clara.

¿Qué causa la Presbicia?

El cristalino claro se aloja dentro del ojo justo detrás del iris (parte que da el color). Este va cambiando de forma para enfocar los rayos en la retina de manera que uno pueda ver. Cuando se es joven, el cristalino es blando y flexible, cambiando fácilmente de forma. Esto permite que uno enfoque los objetos tanto de cerca como de lejos. Después de los 40, el cristalino se vuelve más rígido. Así cuesta más cambiar de forma fácilmente. Esto dificulta llevar a cabo tareas simples como leer, enhebrar una aguja u otras tareas de cerca.

No hay manera de detener o revertir el proceso normal de envejecimiento del ojo que causa la presbicia. Sin embargo, la presbicia puede ser corregida con lentes, lentes de contacto o cirugía. Si la presbicia no se corrige puede causar leves molestias visuales.

Es un crecimiento fibrovascular benigno de la conjuntiva en forma triangular que crece hacia la córnea. Son más frecuentes en los países tropicales pues el factor de crecimiento más importante es la exposición solar. Es frecuente encontrarlos en aquellas personas que usualmente tienen trabajos o actividades con exposición prolongada al sol y que además padecen de ojo seco.

Síntomas

Pueden causar sensación de cuerpo extraño y cuando se inflaman causan ojo rojo e irritación. Esto último ocurre cuando hay exposición al sol, viento, polvo o condiciones de resequedad ambiental (ej. aire acondicionado). Además del mal aspecto cosmético que ocasionan. Usualmente crecen del lado nasal. Cuando crecen del lado temporal son más sospechosos de ser lesión premaligna o maligna.

Tratamiento

Inicialmente cuando no está de gran tamaño se utilizan lubricantes y antiinflamatorios. Cuando crece o los síntomas se vuelven muy molestos se debe recurrir a resección quirúrgica en sala de operaciones. No es cirugía con laser. Por lo general, una vez resecado, se hace un injerto de conjuntiva sana tomada del mismo paciente y del mismo ojo que se coloca en el lugar adonde estaba el pterigion. Esto evita en gran porcentaje que se vuelva a formar. El paciente debe asegurarse que el tejido resecado se envíe a biopsia, pues aunque son lesiones benignas, hay que descartar lesión premaligna (ej. displasia) que clínicamente se puede ver igual a un pterigion. Una displasia puede llevar a carcinoma de conjuntiva.

Entre las queratitis virales una de las más importantes es la causada por el Virus del Herpes Simple. Existen dos tipos principalmente:

Tipo I: Es la más común y primariamente afecta la cara, dando el común herpes labial.

Tipo II: Es transmitido sexualmente, afectando los genitales.

Estos tipos de virus pueden llegar al ojo y causar infección. El Tipo I es el más común que afecta el ojo y es sumamente contagioso y generalmente transmitido con contacto directo de la piel con alguien que tenga el virus activo. Cerca del 90% de la población ha tenido contacto con el virus Tipo I durante la niñez.

Después de la infección original, el virus yace en un estado inactivo, viviendo en las células nerviosas de la piel o el ojo. Reactivación se puede deber a una serie de causas como:

  • Estrés
  • Exposición al sol
  • Fiebre
  • Trauma (Herida o algún tipo de Cirugía)
  • Menstruación
  • Ciertos medicamentos

Una vez el virus del Herpes Simplex está presente en el ojo, típicamente puede afectar el párpado, conjuntiva y la córnea. También puede afectar dentro del ojo, sin embargo, es menos frecuente.

Los síntomas que se pueden presentar son:

  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Visión borrosa
  • Lagrimeo
  • Secreción blanco amarillenta
  • Sensibilidad a la luz

Cuando afecta las capas superficiales de la córnea, esta usualmente resuelve con el tratamiento sin dejar cicatriz. Si afecta las capas más profundas de la córnea generalmente deja cicatriz con la consecuente pérdida de visión.

A menos que no se trate adecuadamente, la   queratitis por Herpes puede dañar severamente su ojo.

Es muy importante consultar con un oftalmólogo antes de iniciar algún tratamiento, pues algunos medicamentos pueden empeorar la infección.

 

La córnea es el lente transparente (ventana) que está delante del ojo. El Queratocono es como su nombre lo indica, que este lente se encurva como la forma de un cono. El cambio en la forma de la córnea hace que los rayos de luz que entran al ojo lleguen en diferentes focos haciendo que la visión se distorsione y se vuelva borrosa.Todavía no se conoce exactamente la causa del Queratocono. En algunos casos al parecer tiene influencia genética. Cerca de 1 de cada 10 personas con Queratocono tiene un familiar que lo ha padece también.

A menudo se puede presentar en la pubertad hasta antes de los 20 años. Los síntomas visuales empiezan con una disminución de la visión paulatina entre los 10 a los 20 años.

El Queratocono a menudo afecta ambos ojos, y puede llevar a una visión muy diferente entre ambos ojos, debido a que su desarrollo es asimétrico entre ambas córneas. Los síntomas pueden variar entre ambos ojos, y pueden cambiar en el tiempo.

En un estadío temprano, los síntomas pueden incluir:

  • Visión borrosa leve
  • Las líneas rectas se ven como encurvadas
  • Enrojecimiento o edema de los párpados por alergias

En un estadío más avanzado, se puede presentar:

  • Más visión distorsionada y borrosa
  • Aumento de la miopía y el astigmatismo (Se necesita cambiar lentes a menudo)
  • No se puede adaptar adecuadamente lentes de contacto y no son confortables.

Aunque el Queratocono usualmente toma años de pasar de un estadio temprano a uno avanzado, para algunas personas puede empeorar rápidamente. La córnea puede abultarse de tal forma que se puede generar cicatriz. Con esta cicatriz se pierde la forma de la córnea y el lente pierde transparencia, dando una pérdida de visión.

El Queratocono se puede ser detectado en un examen de rutina por parte del oftalmólogo, donde este puede no solo ver el tejido sino también valorarlo con exámenes especiales computadorizados que nos muestra la condición de la superficie de la córnea.

El tratamiento del Queratocono depende de los síntomas de la persona. Cuando los síntomas son leves, la visión puede ser corregida con gafas. Posteriormente puede requerirse el uso de lentes de contacto especiales que ayudan a mantener la visión en el foco correcto.

Existen otras formas en que se puede tratar el Queratocono, y dependerá de los síntomas y el estadio del mismo entre ellos están:

  • Anillos Intracorneales: Este es un pequeño dispositivo en forma de semiarco, encurvado que el oftalmólogo coloca en al cornea para ayudar a bajar el encurvamiento de la córnea por el queratocono y con esto mejorar la visión.
  • Crosslinking:Se usa una luz ultravioleta especial, con unas gotas especiales que fortalecen la córnea, para aplanar y fortalecer la córnea, evitando progresión de la enfermedad.
  • Trasplante de córnea: Cuando los síntomas son severos, el oftalmólogo puede sugerir el cambio del tejido corneal por uno nuevo sano donado. La córnea puede ser reemplazada solo una parte o dependiendo del caso se debe trasplantar todo el tejido.

Ante todo, ¡no se debe rascar sus ojos!

El rascado de los ojos pueden hacer que los síntomas se empeoren.

Si a usted le pican mucho los ojos es mejor consultar con el Oftalmólogo para que le controle sus alergias, y así evitar el rascado del ojo.

La Queratitis por Acanthamoeba es una infección rara de la córnea que puede resultar en una perdida visual permanente.

Esta infección es causada por un organismo microscópico que vive libremente en ambientes como lagos, océanos, tierra y aire.

Los síntomas son como cualquier otra infección de la córnea y pueden durar en aparecer varias semanas o meses.

  • Dolor ocular a menudo muy intenso
  • Enrojecimiento
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad a la luz
  • Sensación de cuerpo extraño
  • Excesivo lagrimeo

Este tipo de infección es más común entre los usuarios de lentes de contacto, aunque cualquier persona la puede desarrollar, debido a ciertas prácticas en al manejo de estos como:

  • Almacenar y manipular inapropiadamente los lentes de contacto
  • No desinfectar los lentes de contacto
  • Nadar, ducharse, usar agua caliente con lentes de contacto puestos
  • Contacto con agua contaminada
  • Historia de trauma corneal

Al presentarse este tipo de Queratitis es sumamente difícil de tratar, y puede dejar secuelas severas en la visión, de ahí la importancia de mantener las normas adecuadas en el uso y cuidado de los lentes de contacto.

La Queratitis por hongos es una infección de la córnea causada por un Hongo que generalmente está en el ambiente y es adquirido a través de algún trauma usualmente con algun vegetal (rama de arbol, etc) o el uso indebido de lentes de contacto. Esta puede causar ceguera si no es tratado. En algunos casos, a pesar del tratamiento, no se puede rescatar la visión.

Existen diferentes tipos de hongos que afectan la córnea, entre estos están:

  • Fusarium
  • Aspergillus
  • Candida

Las especies Fusaria es un hongo común que se encuentra en la tierra, agua y plantas. Es muy común en climas cálidos. La Queratitis por hongos puede suceder después de un trauma ocular que involucra material de alguna planta.

Los síntomas pueden incluir:

  • Baja de la visión
  • Dolor ocular (a menudo repentino)
  • Aumento de la sensibilidad
  • Lagrimeo
  • Excesivo lagrimeo y secreción del ojo

Contacte con su oftalmólogo lo antes posible si experimenta alguno de estos síntomas y más si presentó un trauma con algún elemento es usuario de lentes de contacto.

Se debe iniciar tratamiento lo antes posible, sin embargo, a veces es necesario hasta un trasplante de córnea para contener la enfermedad. A veces aun con la cirugía la visión no se restaura. De ahí la importancia de acudir a recibir tratamiento a la brevedad posible.

Esta es una infección por bacterias de la córnea, generalmente se desarrolla rápidamente. Si no es tratada a tiempo puede generar limitación visual importante.

Existen diferentes tipos de bacterias que causan la Queratitis bacteriana, entre las más comunes están:

  • Staphylococcus aureus
  • Pseudomonas aeruginosa

Los síntomas de una Queratitis bacteriana son:

  • Dolor en el ojo (usualmente repentino)
  • Baja de la visión
  • Aumento a la sensibilidad a la luz
  • Lagrimeo excesivo
  • Secreción usualmente amarillenta del ojo

Las causas más frecuentes por las que ocurren la Queratitis bacteriana son:

  • Uso de lentes de contacto (especialmente uso prolongado)
  • Trauma ocular

Tratamiento

Queratitis bacteriana se trata con gotas de antibiotico. Las gotas se ponen frecuentemente. Algunas veces se utilizan gotas de esteroides. El control con el oftalmólogo debe ser muy frecuente. Esta es una enfermedad seria que puede hacer que usted pierda visión rápidamente y termine en transplante de cornea. Uno de los factores de riesgo son los lentes de contacto. El tener buena higiene a la hora de usarlos previene este tipo de infecciones.

La queratitis es una condición donde la córnea (el lente principal del ojo) se inflama, haciendo que el ojo se ponga rojo, se vuelva muy doloroso y afecta la visión. Puede ser debida a una infección por bacterias, virus, hongos o Parásitos como amebas. Los usuarios de lentes de contacto pueden correr el riesgo de padecer algunas de estas y generalmente es debido a un mal uso de estos.

Cualquiera de estas afecciones de la córnea debe ser valorada y tratada por un oftalmólogo a la brevedad posible, pues si no es tratada a tiempo puede generar severas consecuencias visuales.

Es la causa más común de afección ocular en los diabéticos. Por el descontrol de la glicemia a lo largo de los años y la falta de oxigenación de la retina, los vasos sanguíneos sufren alteraciones tanto funcionales como anatómicas que inician como microaneurismas y hemorragias en punto, hasta culminar produciendo desprendimiento de retina traccional por crecimiento de vasos anormales y proliferaciones fibrovasculares que producen cambios irreversibles en la anatomía del fondo del ojo.

Causas

La causa base de todas las alteraciones es el descontrol de la glicemia, por lo que se recomienda un control adecuado de los niveles de azúcar en sangre, monitorizado tanto por glicemias en ayunas como por hemoglobina glicosilada.

Síntomas

Por mucho tiempo puede pasar asintomática, por lo que es necesario la valoración por un médico oftalmólogo en todo paciente diabético, a medida que avanza la retinopatía pueden aparecer;

  • Manchas negras o puntos negros volando
  • Cambios de la visión (periódicos de visión borrosa a clara)
  • Areas negras u oscuras de visión
  • Mala visión nocturna
  • Cambio en la intensidad de los colores
  • Pérdida de visión.

Factores de riesgo

  • Niveles de azúcar en sangre elevados
  • Hipertensión arterial descontrolada o mayor de 130/80 mm Hg
  • A mayor duración de la diabetes, más riesgo hay de desarrollar algún grado de retinopatía.
  • Niveles elevados de colesterol y triglicéridos en sangre
  • Los afroamericanos, latinos y nativos estadounidenses tienen más riesgo de desarrollar retinopatía.
  • Embarazo en pacientes diabéticas

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza con una exploración completa y bajo dilatación oftalmológica por parte del médico oftalmólogo, en ese caso si existe algún indicio el profesional tomará la decisión de indicarle una tomografía de coherencia óptica o una angiografía con fluoresceína si lo considera necesario.

Todo diabético tipo 1 debe ser valorado al menos 1 vez en un plazo no mayor a 5 años desde el diagnóstico de diabetes y luego anualmente.

Todo diabético tipo 2 debe ser valorado al momento del diagnóstico y luego anualmente.

Durante el embarazo se debe programar una cita en el primer y tercer trimestres de embarazo.

Tratamiento

Dependiendo del grado y la clasificación de la retinopatía se puede realizar láser en consultorio en una o más sesiones o puede ser necesario llegar a cirugía de vitrectomía en casos con complicaciones más avanzadas.

En los pacientes que presentan edema macular está indicado el uso de Anti-VEGF (factor de crecimiento vascular endotelial por sus siglas en inglés)

Cuando vemos un ojo rojo, ya sea en niños o en adultos, usualmente lo primero que pensamos es en “conjuntivitis”, sin embargo un ojo rojo puede ser signo de otra patología más seria y complicada llamada “uveitis” que amerita un pronto diagnóstico y tratamiento para evitar complicaciones que lleven a la pérdida de visión. Muy frecuentemente, la historia es de un paciente con ojo rojo a quien le diagnostican conjuntivitis y le recetan antibióticos en gotas o crema (gentamicina por ejemplo) y sus síntomas no mejoran, si no que más bien empeoran o agrega otros síntomas (visión borrosa, dolor ocular, sensibilidad a la luz) por lo que consulta de nuevo y es referido al oftalmólogo quien diagnostica uveitis.

El término “uveitis” significa inflamación intraocular. Uveitis no es una sola enfermedad si no un grupo de enfermedades oculares y/o sistémicas que provocan inflamación en los ojos. Idealmente, debe ser manejada por un especialista en uveitis (una subespecialidad de oftalmología) pues debe tratarse temprana y adecuadamente para evitar serias complicaciones oculares y pérdida de visión (ceguera). Un mismo tipo de uveitis varía en evolución y respuesta al tratamiento de paciente en paciente por lo que el tratamiento es individualizado.

¿Cuán tan frecuente es la uveitis?

Uveitis es la quinta causa de ceguera en Estados Unidos. Sin embargo, en algunos países todavía ocupa el tercer lugar. La prevalencia de uveitis en Estados Unidos es de 1% de la población. Se calcula que 1-3 de cada 1000 personas tiene uveitis. En este país hay 38000 casos nuevos al año. Uveitis afecta principalmente a edades del grupo trabajador de la sociedad, es decir de 20 a 50 años. De un 5 a un 10% de los casos de uveitis ocurren en niños menores de 16 años. En este último grupo la uveitis tiende a ser de más difícil tratamiento y más severa que en los adultos.

Clasificación de uveitis

La uvea representa la capa pigmentada y vascular del ojo y consiste de tres partes: iris, cuerpo ciliar y coroides. Así, la uveitis es la inflamación de cualquiera de estas capas, una sola o varias a la vez. Se clasifica de acuerdo a la estructura anatómica que se afecta, a la duración y si afecta uno o dos ojos en:

De acuerdo en estructura anatómica:

  1. Uveitis anterior: Afecta el iris y/o cuerpo ciliar anterior (parte adelante del ojo)
  2. Uveitis intermedia: Afecta cuerpo ciliar posterior (parte intermedia del ojo)
  3. Uveitis posterior: Afecta coroides y/o retina (parte de atrás del ojo)
  4. Panuveitis: Afecta todas las capas: iris, cuerpo ciliar y coroides

De acuerdo a la duración:

  1. Agudo: la inflamación resuelve rápidamente (usualmente menos de un mes).
  2. Crónica: luego de suspender el tratamiento rápidamente se activa (en menos de 3 meses sin tratamiento). Esta última requiere tratamiento más prolongado y con medicamentos especiales.

De acuerdo al ojo que se afecte:

  1. Unilateral: solo un ojo
  2. Bilateral: dos ojos

¿Cuáles son los síntomas de uveitis?

Los síntomas, causas y tratamiento son diferentes dependiendo del tipo de uveitis. Es importante, una vez que se diagnostica, que el oftalmólogo clasifique la uveitis para que explique al paciente las causas, tratamiento y pronóstico.

Los síntomas varían de acuerdo al tipo de uveitis e incluyen: ojo rojo, dolor ocular, sensibilidad a la luz (fotofobia), visión borrosa y flotadores.

 

Causas de uveitis

Hay muchas causas sin embargo de 10 pacientes con uveitis: 5 tendrán un diagnóstico específico y 5 nunca se encontrará la causa específica de la inflamación (lo que se denomina idiopático). El oftalmólogo que diagnostique uveitis debe definir si es infecciosa o autoinmune y así enviar exámenes de sangre para aclarar el diagnóstico. Es importante encontrar la causa específica de la uveitis, pero más importante es un adecuado tratamiento pues de este último depende que la uveitis se inactive (se cure). Un tratamiento inadecuado  hace que la uveitis se vuelva crónica y esto lleva a complicaciones oculares que pueden causar ceguera.

Las causas son:

1.Autoinmune:

  • Ocular (inflamación solo en ojos)
  • Sistémico (inflamación en ojos y otra parte del cuerpo ej. enfermedades reumatológicas como artritis reumatoidea, lupus y otros)

2.Infección: toxoplasmosis, sífilis, tuberculosis, herpes, citomegalovirus, toxocariasis y otros.

3.Trauma o cirugía
4.Idiopática: no se encuentra causa específica

Diagnóstico

El diagnóstico se hace con base en un examen oftalmológico que incluya:

  • Examen con lámpara de hendidura y fondo de ojo (bajo dilatación)
  • Exámenes de sangre que se indican de acuerdo al primer punto
  • Otros exámenes oculares específicos y dirigidos de acuerdo al caso:
  • angiografía, OCT, ultrasonido ocular

Complicaciones y tratamiento de uveitis

Idealmente, es preferible que el paciente con uveitis sea valorado y tratado por un oftalmólogo especialista en uveitis. La uveitis debe ser tratada de forma temprana y adecuada para evitar daño ocular. Las complicaciones que pueden ocurrir en el ojo por uveitis son: catarata, sinequias (adherencia de tejidos), hipertensión ocular, glaucoma, edema macular, opacidad vítrea, pérdida del campo visual, cicatrices en la retina/coroides, neovascularización, etc.  Todas estas complicaciones pueden llevar a pérdida de visión hasta ceguera.

El tratamiento depende de la clasificación y el comportamiento de la uveitis (severidad,  causa específica, si es aguda o crónica, si es infecciosa o no infecciosa). Por lo general, la primera línea de tratamiento en la uveitis no infecciosa es corticoesteroides tópicos (gotas) y/o orales (ej.prednisona). Si la uveitis es crónica o aun utilizando corticoesteroides sigue activa se debe recurrir a la segunda línea de tratamiento que consiste en medicamentos inmunosupres

ores (ej. metrotexate, ciclosporina y otros). La uveitis infecciosa se trata con medicamentos específicos que atacan el microorganismo que está causando el cuadro.

Si usted tiene el diagnóstico de uveitis o cree tener síntomas de uveitis debe consultar de inmediato al oftalmólogo.

TOP